buzon@partidodeelbierzo.org

Entrega del XXXIV del Botillo de Oro a D. Antolín de Cela

Coalición por El Bierzo y el Partido de El Bierzo han hecho entrega este sábado en la Basílica de Ntra. Señora de la Encina de la XXXIV edición de Botillo de Oro a D. Antolín de Cela. En el acto han estado presentes los representantes de las organizaciones, Daniel Santos, presidente del Partido de El Bierzo y presidente de honor de Coalición por El Bierzo; José Álvarez, presidente de Coalición por El Bierzo; Iván Alonso, secretario general del Partido de El Bierzo y Coalición por El Bierzo; y por supuesto, Antolín de Cela, galardonado con el XXXIV Botillo de Oro.

En sus intervenciones, Daniel Santos e Iván Alonso han hecho alusión al merecimiento de este galardón por ser una persona muy involucrada en la restauración y mantenimiento de todo el Patrimonio Berciano, especialmente el del Medio Rural de Ponferrada, entre otras muchas facetas. Por su parte, Antolín de Cela, ha agradecido este reconocimiento a la organización y a Iván Alonso especialmente, destacando el empeño y apoyo desde las instituciones a la labor de cuidado y conservación del Patrimonio del Medio Rural.

El acto ha tenido que ser muy austero y con un aforo limitado por las restricciones debidas a la situación actual de la pandemia del COVID-19 pero la organización del evento espera poder realizar la tradicional fiesta en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan.

Discurso D. Antolín de Cela

PALABRAS DE D. ANTOLIN DE CELA PEREZ RESPUESTA A LA CONCESION DEL PREMIO DEL BOTILLO DE ORO POR PARTE DEL GRUPO COALICIÓN DEL BIERZO.

Me siento especialmente feliz por este premio que refleja el reconocimiento a mi entusiasmo por la restauración del Patrimonio de nuestra Comarca de El Bierzo. Tanto los edificios que son Bien de Interés Cultural como los que sin serlo traducen las raíces de nuestra religiosidad y cultura, merecen nuestro esfuerzo y afán por renovarlos y mantener así el sentido cultural y espiritual del que han impregnado El Bierzo. Además ellos son la riqueza más importante que hoy tenemos. Riqueza más hondas de que atrae a tantas personas que llegan a nuestra tierra en busca de espacios y monumentos históricos a los que admirar y contemplar. Es una vergüenza que algunos de ellos se encuentren en la lista roja de los que están a punto de desaparecer si no hacemos nada por ellos.

Me imagino que el premio tiene que ver con mi colaboración en la restauración de la Panda Este del “Monasterio de Montes”, la celebración del “Congreso Internacional de la Fundación” del referido monasterio, la Fundación, junto con otros del “Plan Genadii”, algunas casas de servicio público cultural en Peñalba y en Montes de Valdueza así como la “Restauración de la Ermita de la Santa Cruz” y entre Otras cosas la colaboración en el “Templo de Peñalba y de Montes”.

Pero esto no ha sido solo obra mía. Han colaborado las autoridades publicas, las Consejerías de Fomento y de Cultura, el Obispado y sobre todo nuestro Ayuntamiento en la persona del Concejal del Medio Rural D. Iván Alonso, en la actualidad responsable de Coalición por el Bierzo. Lejos de mi el sentido partidista, militante y servil de mis palabras. Pero en honor la verdad, si es que la verdad necesita honor, he de decir que admiro la tenacidad, esfuerzo, trabajo y cercanía que Iván pone en su trabajo y esfuerzo por atender los pueblos del alfoz de Ponferrada. Se le ve con los Alcaldes Pedáneos y las Juntas Vecinales, siempre dispuesto a ayudar. Y en los pueblos el cura no tiene que converger con ningún partido en la ideología pero sí colaborar en el servicio a la gente y en el bien común. Por eso hoy, con total libertad, he de agradecerle este gesto de otorgarme el BOTILLO DE ORO, algo tan típicamente nuestro, y de responderle a el y a su grupo con un MUCHAS GRACIAS.

Que esa pasión por los núcleos rurales, a veces tan solos y necesitados, nos lleve a seguir trabajando a todos, Iglesia y grupos político-sociales del Ayuntamiento, entre los que Iván sabe cumplir bien, por unos pueblos más atendidos, comunicados, acompañados y humanos.

Reitero, muchas gracias.

Antolín de Cela Pérez.